El tribunal Hamovnichesky de Moscú ha prolongado para seis meses el plazo de  detención a las participantes del grupo punk Pussy Riot acusado del gamberrismo en la Catedral de Cristo Salvador.

La decisión correspondiente fue tomada por el juez Marina Syrova, habiendo satisfecho la solicitud del fiscal.