El kvas clásico tiene la misma consistencia que una sidra con poco alcohol y se compone de pan de centeno o pan fermentado, agua fresca y hierbas. Otras versiones prefieren añadir bayas, cereales o remolacha. Esta bebida refrescante se puede tomar sola, sobre todo en el calor del verano, o puede ser utilizada como base para sopas como la 'okroshka'.

En verano, a lo largo de las calles de todo el país se pueden encontrar kioskos que venden kvas a los viandantes. Pero hoy en día, esta bebida es producida de manera industrial y se puede comprar en cualquier supermercado. Su facturación llega al millón de dólares al año.

La receta para prepararlo:

Ingredientes:

-4 litros de agua hirviendo y 45 ml de agua tibia

-Una raíz de jengibre fresca, pelada y cortada en rebanadas finas

-Piel de limón fresca, cortada en pequeños dados

-50 gramos de pasas

-125 gramos de azúcar

-750  gramos de centeno seco, pan de centeno o pan negro, cortado en pedazos pequeños

-Un sobre de levadura seca (activa)

También harán falta un a gasa o un trapo limpio y una botella de cristal con su tapón.

Preparación:

1. Poner el agua a hervir en una cacerola ancha con su tapa

2. Colocar los trozos de pan en una bandeja de horno y cocer durante 30 minutos a 180º hasta que se endurezcan. Si el pan ya está seco, se dejará en el horno solo 15 minutos.

3. Cuando el agua hierva, añadir el pan y remover para mezclarlo bien. Cubrir la cacerola y dejar reposar la mezcla durante cinco horas.

4. Filtrar la mezcla de pan y agua con el paño o la gasa, utilizando el revés de una cuchara de palo para aplastar bien los restos de pan, con el fin de extraer todo el sabor. Eliminar el exceso de pan.

5. Añadir la levadura al agua tibia y dejar reposar un par de minutos. Mezclar con lo anterior.

6. Añadir a la mezcla el azúcar, la piel de limón y el jengibre. Cubrir con un paño y dejar reposar toda la noche.

7. Filtrar el líquido con un colador para quitar el jengibre y la piel de limón. Después, verter el líquido en las botellas de cristal, dejando un poco de espacio para el proceso de fermentación. Añadir un puñado de pasas y cerrar la botella.

8. Dejar reposar la bebida unas 2-3 horas. Después, meter en el frigorífico antes de servir.

Salud y ... ¡buen verano!