El Premio fue entregado por el actual presidente Vladímir Putin. Juan Carlos I aseguró estar muy orgulloso de unirse al distinguido grupo de personas que han recibido este premio con anterioridad.  “Rusia y España”, continuó el monarca, “son viejos y grandes Estados cuyas relaciones se hunden en la historia”.

El Rey, que comenzó recordando a las víctimas de las recientes inundaciones en la región de Krasnodar, donará la aportación económica que viene ligada al premio, 125.000 euros,  a los afectados del terremoto que arrasó Lorca, en el Este de España, hace ahora poco más de un año. 

La entrega del Premio fue la excusa perfecta para tejer un viaje netamente económico. Con el Rey han viajado a Moscú una amplia representación de empresarios españoles, de empresas líderes en sus campos, como Repsol, Talgo , OHAL, Indra, Iberdrola o Técnicas Reunidas.

La delegación la completaban  los ministros de Asuntos exteriores y Cooperación , José Manuel García-Margallo y de industria José Manuel Soria, del Carlos Espinoza, recientemente nombrado Alto Comisionado para la Marca España.

Encuentro con el alcalde de Moscú

 

A primera hora Don Juan Carlos había mantenido un encuentro con el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, un encuentro destinado a promover en la capital rusa a las empresas españolas.

Sobianin, que agradeció su esfuerzo al monarca anunció que, en el plan de remodelación y crecimiento de Moscú, España participará en el concurso de las nuevas líneas de tranvía. 

Estos planes de ampliación urbanística de Moscú contarán con la participación de otras empresas españolas, según el alcalde moscovita. Un proyecto gigantesco que pretende duplicar la superficie de la ciudad y que cuenta con un presupuesto inicial de unos 165.000 millones de euros.

Menos visados más turismo

 

Tras el encuentro con el alcalde Don Juan Carlos se encontró con el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev en la “Casa Blanca” de Moscú, sede del gobierno ruso. 

Allí el Rey de España ha defendido la necesidad de ''agilizar la cuestión de los visados para así fomentar el turismo ruso en España, turistas que este año podrían llegar a ser llegar al millón''.

Medvédev aseguró que las relaciones comerciales Rusia-España han regresado a los niveles anteriores a la crisis , gracias en gran medida al año Dual, celebrado en 2011 y que, según el primer ministro ruso, ayudó a ambos países a “conocerse mejor”.

La línea de Alta velocidad Moscú -San Petersburgo.

 

La visita se marcó el objetivo de ·''explorar las oportunidades de negocio y expandir la Marca España y el prestigio del país” en horas bajas para la economía española.

Entre las posibilidades que el mercado ruso ofrece, más ahora que Rusia ha sellado su ingreso en la OMC,  está el denominado “Ave Ruso”, el tren de alta velocidad que unirá las dos principales ciudades del país, proyecto cuya licitación aún no está en el calendario y que podría superar los 17.400 millones de euros de inversión. 

España, líder europeo en trenes de alta velocidad quiere aprovechar las “excelentes relaciones” con Rusia, y la buena sintonía entre el monarca español y el presidente ruso, para conseguir este proyecto.