Este primero de julio, los mexicanos están llamados a a elegir al nuevo presidente de la República, así como a sus senadores, diputados federales, diputados locales y otros cargos políticos.

 

Tan sólo en la Ciudad de México, millones de votantes acuden a las urnas para votar por su Jefe de Gobierno (Gobernador), 40 miembros de la Asamblea Legislativa local y a 16 jefes delegaciones (alcaldes de los distritos en los que está dividida la ciudad).

 

Al cierre de las urnas, millones de papeletas comenzarán a ser contabilizadas, y las autoridades electorales deberán presentar los resultados de la manera más rápida y fiable posible.

 

Para hacerlo, el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) ha contratado los servicios del profesor ruso-mexicano Alexander Balankin (Moscú, 1958), uno de los científicos más importantes del país y el padre del mecanismo conocido como 'Conteos Dinámicos'.

 

Los Conteos Dinámicos consisten en un conjunto de procedimientos matemáticos para obtener estimaciones estadísticas representativas, confiables y oportunas sobre el porcentaje de votos que cada partido político obtendrá al término de la jornada electoral”, cuenta el propio Balankin a Rusia Hoy.

 

Fueron diseñados con la finalidad de obtener resultados preliminares o tendencias de votación confiables, poco tiempo después de haber concluido las votaciones”, explica.

 

A partir de las nueve de la noche en México, utilizando el sistema del profesor Balankin, el IEDF comenzará a ofrecer estimaciones oficiales de los resultados electorales.

 

Los Conteos Dinámicos se desarrollaron como una aplicación de la teoría de fractales, una de las ramas de las matemáticas que es capaz de encontrar patrones dentro de estructuras o comportamientos caóticos, y de que la que Balankin es uno de los principales exponentes.

 

Balankin, que emigró a México desde Rusia en 1992, es el director del Grupo de Mecánica Fractal del Instituto Politécnico Nacional de México, y ha empleado con éxito estas investigaciones tanto para el mantenimiento de una Central Nucleoeléctrica (la de "Laguna Verde", en el estado de Veracruz) como para ofrecer resultados electorales con fiabilidad en tiempo casi inmediato.

 

La importancia de contar con tendencias fiables

 

Durante todo el día de hoy, un trajín de votantes buscará su casilla y elegirá a sus candidatos.

 

Cuando es momento de elecciones, en México sobrevuelan siempre los fantasmas de las elecciones pasadas, como las presidenciales del año 2006, cuyos resultados fueron tan estrechos y dudosos que el partido de izquierda, del candidato Andrés Manuel López Obrador, nunca llegó a aceptar del todo el resultado.

 

Se estima que, a nivel nacional, el gobierno federal regrese a las manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó durante 70 años y fue derrotado en el año 2000 por Vicente Fox, candidato del partido conservador Acción Nacional.

 

En la Ciudad de México, todo parece indicar que el vencedor será Miguel Ángel Mancera, exsecretario de Seguridad Pública (ministro de Policía) de la ciudad y candidato del izquierdista Partido de la Revolución Democrática.

 

En México, las cosas han cambiado y el país es considerado una democracia fiable. Por ello, tanto el Instituto Federal Electoral (IFE) como el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) han puesto los mecanismos para ofrecer resultados que no den lugar a dudas.

 

Esta es la segunda vez que el IEDF contrata los servicios del Instituto Politécnico Nacional y del equipo del profesor Balankin para desarrollar los Conteos Dinámicos.

 

La principal virtud de los Conteos Dinámicos es la provisión oportuna de estimaciones del porcentaje de votos obtenidos por cada candidato en cada distrito y cada delegación, mismas que se prevé resulten con mayor precisión que la información aportada por los Conteos Rápidos”, explica la propuesta de trabajo del equipo de Balankin.

 

Es de enorme trascendencia tener tendencias confiables de los votos emitidos en una jornada electoral el mismo día de las elecciones”, explica el científico ruso.

 

Con el sistema de Conteos Dinámicos, se podrán tener datos fiables y oficiales sobre los resultados a las elecciones en el Distrito Federal en apenas un plazo de dos horas.

 

La vida de un científico de éxito


Alexander Balankin. Fuente: Wikipedia 

Alexander Balankin. Fuente: Wikipedia

El profesor Alexander Balankin nació en Moscú en 1958. A los 17 años comenzó a estudiar en el Instituto de Ingeniería Física de Moscú. En Rusia, Balankin tenía dos doctorados en el campo de la Física Mecánica a la edad de 33 años.

 

Su fulgurante carrera le llevaría a ganar, en 1990, el Premio de la Secretaría de la Defensa de la URSS y el Premio de la Academia de Ciencias.

 

Tras la caída de la Unión Soviética, llegó a México en julio de 1992 y en agosto de ese año comenzó a trabajar en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, una de las instituciones académicas más prestigiosas de México.

 

Balankin, una de las principales figuras de la comunidad rusa en México, recibió en el año 2005 el Premio de Ciencias de la UNESCO.

 

Igualmente, en el año 2002, le fue entregado, de manos del entonces Presidente VIcente Fox, el Premio Nacional en Ciencias y Artes 2002. En el año 2005, el mismo Fox le entregó la Medalla 'Lázaro Cárdenas'.

 

Su trabajo para el IEDF, explica, “representa menos de diez por ciento de los trabajos realizados por mí y mi grupo de investigación”.

 

En términos económicos, el IEDF pagó dos millones de pesos (aproximadamente, unos 150.000 dólares); en el mismo año recibimos más de 35 millones de pesos (más de 2,6 millones de dólares) de PEMEX (Petróleos Mexicanos) y 15 millones (1,12 millones de dólares) de diferentes empresas mexicanas”, explica Balankin, que también forma parte de la Academia Mexicana de Ciencias.