'Nashestvie'. Del 8 al 10 de julio, región de Tver.

"Yo escucho desde niña Nashe radio (organizadora del festival 'Nashestvie'). Me gusta todo tipo de música rusa y el sonido profesional. En este sentido 'Nashestvie' es el líder absoluto", nos cuenta Antón, un inveterado rocker con un pañuelo verde y toda la tripa tatuada, un participante de 'Nashetsvie' de toda la vida.

En el principal festival de rock ruso los únicos artistas extranjeros que se pueden encontrar son los moldavos Zdovsi Zdub, que en Rusia se consideran como propios. En sus 11 años de recorrido, el festival 'Nashestvie' ha "crecido" hasta llegar a los 18.000 espectadores anuales, 145 grupos musicales de todos los rincones de la inconmensurable patria y 8.000 voluntarios que participan en la preparación del festival. Este año los principales artistas serán el veterano grupo de rock "DDT", los melancólicos Splin, el padre del underground ruso Boris Grebenschikov y Aquarium, los nostálgicos Bravo y el patriótico Ígor Rasteriayev, que saltó a la fama el año pasado en YouTube con su canción Kombaineri.

"Si tienes pensado ir a 'Nashestvie', prepárate para sorpresas. Un día me encontré a un punk, que se había confundido, durmiendo en mi tienda de campaña. Tuve que despertarlo y acompañarle a la suya, pero sin malos rollos, todos respiramos la misma música", dice Antón mientras se mesa la barba.

"Noches blancas en Perm". Del 1 al 24 de junio, Perm.

Tan solo hacemos las 'Noches blancas' cada dos años. En la primera edición hubo reggae ruso y tuvimos también la "Batalla de las tres capitales" de hip-hop en la que participaron Manu Chao, Juno Reactor y una tribu de aborígenes africanos. Ahora hacemos hincapié en el colorido nacional", dice sonriendo el organizador del festival Misha Oguer. Las "Noches blancas" duran prácticamente un mes, entre las actividades hay un festival internacional de teatro de calle, una semana de circo, multitud de eventos musicales, la segunda edición de la "Batalla de las tres capitales" de hip-hop, un festival de grafiti, clubes de discusión e incluso la construcción de ciudades a base de cartón. Por la noche, en la orilla del río Kama se organiza un gran espectáculo de fuego donde los visitantes tienen la oportunidad de participar en la construcción de barcos de ukshuiniki (piratas de río de la antigua Rusia), fletarlos y sentirse como auténticos bandidos.

"Si tienes planeado ir a las 'Noches blancas' de Perm, quédate todo el mes con nosotros, hay mucho que ver. Puedes alquilar un piso, pero los hoteles son muy baratos. Y si te hartas, las montañas están a un tiro de piedra", dice Misha con un guiño.

'Ferma'. Del 21 al 24 de julio, Tarusa, región de Kaluga.

 

"Mi novia y yo estamos preparando una excursión en bici con motor en julio, y seguro que vamos al Ferma de Tarusa", nos asegura Valik,, un habitual del moderno club Solyanka en Moscú, levantando sus Ray-Ban. 'Ferma' es un festival pequeño, con música tecno suave y grupos rusos de  vanguardia, que venden las entradas de sus conciertos mucho más rápido que  muchos grupos extranjeros. El festival ofrece a los invitados la posibilidad de vivir en tiendas de diseño, de cocinar gachas por la mañana en compañía de los mejores cocineros de Moscú, de ver el amanecer arropado en una manta y de escuchar actuaciones electro-pop (Pompeya), indie (Dsh-Dsh!), así como las últimas novedades de los Dj's rusos.

"Si estás pensando en ir al 'Ferma', no lo planees ir un solo día. La última vez que vine, pensaba lo mismo, pero me fui el último", se ríe Vadik.

'Aristoyanie'. Del 29 al 31 de julio, región de Kaluga, aldea de Nikola-Lenivets.

"Tengo intención de ir al 'Ferma' y después me pasaré un par de días por Kaluga y por el 'Aristoyanie", nos dice Alisa, recién licenciada en la Facultad de Arquitectura de Moscú. El festival de 'Aristoyanie' no es solo un evento para arquitectos. La idea de este festival la tuvo hace siete años el artista Nikolái Polisski: se trata de hacer obras de arquitectura contemporánea en la Rusia de provincias. Artistas, diseñadores, arquitectos y sus seguidores van durante un tiempo a la aldea  Nikola-Lenivets, viven en cabañas y tiendas construidas por ellos mismos y realizan obras sobre el tema propuesto. El de este años es especialmente intrigante: el pajar. En 2012 el 'Aristoyanie' se centra en las borrosas líneas divisorias entre la arquitectura, la performance y la investigación.

"Si vas al festival este año, prepárate para volar en globo, los organizadores han construido en el recinto del 'Aristoyanie' un campo de ingravidez", exclama entusiasmada Alisa.

'Gorodetskoe gulbische'. 13 de agosto,  distrito de Serguievo-Posad.

 

"Me voy a vestir de tejedora medieval", sueña Olga, estudiante de Filología en la MGU. "Pero mi novio se ha apuntado a la lucha con puños". 'Gorodetskoe gulbische' trata de reconstruir un día de la Edad Media de los eslavos. Vestidos con trajes antiguos, los participantes del festival luchan con espadas, disparan con arco, beben miel y zumo de abedul y se enzarzan en auténticos combates a puñetazos, hacen brazaletes y cajitas de corteza de abedul. 'Gorodetskoe gulbische' es uno de los festivales más vistosos que tienen como tema la historia de la antigua Rus. Este año se podrá tejer, participar en un torneo del antiguo juego ruso de la "Lapta" o ver reconstrucciones de batallas con arqueros y caballeros. 

"Pero si tienes pensado ir al Gulbische ten cuidado en los torneos, te puedes llevar un palo en la cabeza", nos advierte Olga.