Paralelamente con los espectáculos se llevó a cabo el concurso de flamenco que este año contó con un jurado de la mejor categoría como fueron los coreógrafos y bailarines Ana González, Antonio Alonso, Ciro Diezhandino Nieto y Juan Mata. Estos mismos también fueron invitados para leeciones de flamenco en la Casa del Flamenco en Moscú del 5 al 9 de junio. El premio “Centauro de oro” a mejor interpretación musical se lo llevo Alexéi Kravchenko de Moscú con la composición “Verano” y a mejor coreografía el colectivo también moscovita Lucero con la danza “Pendiente”. Pero el premio a la mejor interpretación de danza y el premio especial del festival (y 10 mil euros) quedó para la compañía de baile de San Petersburgo “Natalia Záikova” y su composición “Bulerías ritmo”. En exclusiva para Rusia Hoy Marta Larriba coreógrafa y directora de arte de la Casa del Flamenco “Flamenquería” y Juan Mata exsolista y repetidor del Ballet Nacional de España.

Marta Larriba.

¿Qué logros se han obtenido con la realización del festival?

 

Varios coreógrafos y artistas españoles han venido no sólo para ser jurado del concurso, sino para dar clases abiertas a los que han participado en el concurso. De esta forma, los participantes y la gente en general tiene la oportunidad de ver cómo es el flamenco más tangiblemente. Es un avance muy importante con respecto a lo que no hicimos el año pasado. A veces el jurado es muy distante, y lo importante es que la gente vea que el flamenco no es algo formal, sino que es tristeza, alegría y todos los sentimientos que existen en un ser humano y por eso lo podemos bailar todos.

¿Qué problemas deben enfrentar ustedes como promotores del flamenco en Rusia a la hora de organizar el festival?

Los problemas que tenemos en difusión y en el festival es que todavía seguimos siento un festival muy privado. Realmente sí necesitamos más ayuda institucional, sobre todo locales, que no tenemos aunque contamos con el apoyo de la embajada española. Lo que queremos lograr en un futuro es que las instituciones culturales rusas vean este tipo de eventos como algo imprescindible y hacerlo internacional. Desde hace tiempo muchos países fuera de España ya tienen competencia internacional en el flamenco muy fuerte y que en Rusia no exisitiera era algo inaceptable. Entonces entendimos que había que hacerlo y poco a poco vamos.

¿Qué aspectos se han venido desarrollando en el ámbito del flamenco en Rusia?

Gracias al año pasado que fue el año mutuo entre Rusia y España se notó un cambio. Se abrieron las puertas a que vinieran muchísimos artistas y profesores españoles y las personas sintieron ese cambio. Mucho tiempo la única posibilidad que tenía gente interesada en el flamenco era sólo viajar a España. Ellos viajaban y se gastaban muchísimo dinero. Y no todos podían hacerlo, claro, porque no todos tenían los recursos económicos para hacerlo. Pero a partir el año dual se les dio por fin la oportunidad de verlo cerca en su propio país y se abrieron más posibilidades de continuar con esto.

¿A quién está dirigida la “Flamenquería de Moscú?

La Casa del Flamenco “Flamenquería” está abierta para todo el mundo, no sólo es algo profesional sino para mucha gente que desea sentirlo. Sí se desea formar más profesionales en flamenco, dirigido para la gente que se quiera profesional, pero también el objetivo es abrirle las puertas a todo el mundo no sólo en el baile sino en la cultura genera, porque hay clases de guitarra, de español. La gente viene más al baile, porque también pienso que es algo más accesible a todos. El movimiento lo tenemos todos, no hace falta comunicarse con palabras para entender. La gente va mucho a las clases de español, bueno porque en general en Rusia hay mucha afición a la cultura española.

Juan Mata.

Como jurado en el concurso, ¿qué le ha llamado más la atención de los participantes rusos? 

Independientemente de los que bailan bien que son los que, por supuesto, van a ser premiados, creo que hay que resaltar el interés en los grupos de personas más aficionadas, más maduras que tienen un interes fuera de lo corriente. Para mi es muy importante esa gente mayor y los niños que son en realidad el futuro. Los mayores en el sentido de que son ellos quienes pueden influir en la afición e inculcarán y transmitirán esos valores a los más pequeños. Eso es lo que más me ha impresionado incluso por encima de los que bailan bien.

¿Que elementos les faltan a los artistas rusos de flamenco todavía?

Yo creo que aquí han dado una buena muestra de interés como en España. En el sentido artístico no creo que les falte nada. Quizá les falte un poco más de medios que en España y que puedan venir profesores para ayudar a aprender esas partes que a lo mejor aquí no les llegan. Pero bueno, aquí han demostrado en el festival  que la gente está muy preparada y que los maestros deben de ser muy buenos, porque se ve el resultado. Son de calidad internacional. La verdad es que no es nada de coba ni porque me hayan traído que digo esto, sino que todos estamos muy sorprendidos ya lo hemos dicho todos en la rueda de prensa, de venir a Rusia y ver el nivel tan alto del flamenco. Está a una altura muy digna.