El violinista ruso Alexéi Igudesman y el pianista británico Hyung-Ki Joo han interpretado su show, titulado “A Little Nightmare Music” durante ocho años. Han actuado en la mayor parte de las grandes ciudades europeas y ahora han cruzado el charco: el pasado abril estuvieron en el Stern Auditiorium, en el Carnegie Hall.

Sus conciertos comienzan con un comportamiento del todo correcto: amb(os llegan al escenario vestidos de etiqueta, pero no hay que esperar mucho para que empiece la pesadilla. El dúo mezcla  “I will survive” de Gloria Gaynor con estribillos de Bach y Chopin, Igudesman toca imitando a un violinista judío y canta con un fuerte acento ruso. Como no se ponen de acuerdo sobre si tocar Mozart o la música de 007, terminan tocando las dos a la vez.

Sus sketches, llenos de un humor sencillo que hasta un niño podría entender mezclado con ingeniosas referencias que solo captaría un músico profesional, están diseñados de modo que sean accesibles para una amplia audiencia. Han titulado su show “A Little Nightmare Music”, “Una pequeña pesadilla musical” porque abarca todas las pesadillas de un músico en un concierto. “A menudo vamos a conciertos y las cosas salen mal, eso nos inspira”, dice Joo. “Cuando algo se tuerce, te das cuenta de que es precisamente eso lo que hace que la gente se despierte y sienta curiosidad, pensando ¿y ahora qué va a pasar?” Ambos se inspiran en sus propios errores sobre el escenario. “Al final, nuestro show está lleno de errores”, afirma Joo. “De hecho es, sencillamente,  un gran error”.

Actuación de Alexéi Igudesman y Hyung-Ki Joo, “A little Nightmare Music”. Fuente: Julia Wesley (Austria/Vienna) y Elizabeth Weber (Joo empuja el piano)

Igudesman y Joo trabaron amistad cuando eran estudiantes en la prestigiosa Yehudi Menuhin School en Gran Bretaña. Tras graduarse, Igudesman fue a Viena, al State Conservatoire, mientras que Joo se trasladó a Nueva York para asistir a la Manhattan School of Music. Pero en un momento dado Joo siguió a su amigo hasta Viena y desde entonces han colaborado. La mujer de Joo hasta llama a Igudesman “la primera mujer de mi marido”, porque los dos pasan mucho tiempo de gira fuera de casa.

A finales de 2010 Igudesman y Joo llevaron su espectáculo al Great Philharmonic Hall de San Petersburgo. Era la primera vez que Igudesman volvía a su ciudad natal desde que la abandonara hace más de tres décadas; su familia había emigrado a Alemania cuando él tenía seis años. Durante el show, Igudesman aprovechó, como ya es habitual, todas las oportunidades que se le presentaron para impactar a la audiencia, compuesta en su mayoría de ancianas damas que esperaban una velada de música de cámara, y que por el contrario se despertaron en medio de algo que, con toda seguridad, muchas de ellas consideraron su propia pesadilla. Cuando acabó el concierto, Igudesman contó lo emocionado que se sentía al volver a tocar en su ciudad natal. Como no es alguien que pueda dejar pasar una oportunidad de provocar una carcajada, dijo en un tono completamente serio: “Volví a la casa de mi niñez, o, por lo menos, a donde yo creo que estaba. Y me encontré con un sex shop”.

Payasadas aparte, Igudesman y Joo son unos músicos excelentes y, con un poco de suerte, podrían haber desarrollado su carrera en la música clásica convencional. Pero ellos no se sentían a gusto con una existencia tan seria y formal: les encantaban el teatro y la comedia, especialmente en el mundo de la música clásica, a menudo tan absolutamente falto de humor. Cuando los vídeos de sus shows se hicieron virales, mucha gente se identificó con lo que estaban haciendo, incluyendo varios músicos destacados, como Emanuel Ax o Gidon Kremer, que quisieron formar parte de la diversión ellos también. Sus fans estaban al mismo tiempo atónitos y encantados cuando vieron cómo un músico serio de la talla de Emanuel Ax era apartado de la banqueta del piano a empujones por Joo. El dúo tampoco se ha limitado a colaborar con músicos: han grabado vídeos y conciertos con Sir Roger Moore y realizaron un espectáculo llamado “El crítico musical” con el actor John Malkovich.

Igudesman y Hyung-Ki Joo, “A Little Nightmare Music”. Fuente: Youtube /iBand & Igudesman & Joo

Además de colaborar en su comedia musical, Igudesman y Joo tienen sus propios proyectos individuales: Igudesman ha trabajado con Hans Zimmer en la música de varias películas de Hollywood y Joo ha dado conciertos como pianista. Pero ambos regresan siempre al show de Igudesman y Joo. “Cuando estoy trabajando con Hans Zimmer, siempre pienso: 'oh, esto es genial, lo puedo incluir en nuestro show'”, cuenta Igudesman. “A Little Nightmare Music” ha evolucionado a lo largo de los ocho años que lleva en escena, pero este otoño el dúo va a aparecer con algo totalmente nuevo: “And Now, Mozart” (Y ahora, Mozart), que será estrenado en Viena, como era de esperar. Los fans españoles tendrán una única oportunidad de verlos en Bilbao el próximo 20 de mayo, en la sala BBK.