Dentro de la variada programación del Centro Ruso de Madrid, se ha celebrado un concierto muy especial a cargo del violonchelista Serguéi Mesropián y el guitarrista, y doctor en astrofísica, Telmo Fernández. La música de compositores como Bach,  Rachmáninov y Tchaikovski viajaron por el espacio gracias a las sugerentes imágenes cedidas para la ocasión por la Agencia Espacial Europea.  "Bach to the Universe" es una singular propuesta audiovisual donde se conjugan la belleza de las imágenes del Cosmos con el lenguaje de la música clásica. Un espectáculo que ya ha recorrido los escenarios de casi toda España.

"El proyecto surgió en el 2009 durante el Año Internacional de la Astronomía.  Queríamos acercar al auditorio a la música, pero también al universo", explica Telmo Fernández. "Este concierto sugiere emociones y desprende una energía especial", subraya Mesropián.

Lea más

Ruido con estilo


Fernández es astrofísico y subdirector del Planetario de Madrid. Mesropián es un destacado representante de la escuela de chelo rusa. Ambos se conocieron a través de la música. Formaron un trío con el violinista armenio Ara Malikian y desde entonces no han cesado de trabajar para divulgar la música clásica entre el público joven.

‘Bach to the Universe’ es una propuesta audiovisual donde  "el espectador viaja con la música hacia un mundo real que existe sobre nosotros. Nuestra presencia en el Cosmos parece prescindible, pero aún seguimos preguntándonos cuál es nuestro papel en el Universo", lee el guitarrista durante el concierto.  El Valse sentimentale de Tchaikovski y las imágenes de planetas, agujeros negros y torbellinos cósmicos nos acompañan en este viaje interplanetario, en el que experimentamos que nuestros átomos son polvo de estrellas, soles pequeños que no entienden de fronteras, como la música.