El funcionario explicó a Rusia Hoy los logros del proyecto “CP-160 Argentina-Patagonia”, que cuenta con la participación de la empresa rusa “RusHydro” en el marco de la Global Sustainable Electricity Partnership (GSEP). La participación rusa será del orden de los 300.000 dólares en el marco general del programa.


“La empresa RusHydro –adelantó Zambón- participa como miembro del GSEP y además entiendo que ha sido una de las empresas que apoyó este proyecto para su desarrollo, a la vez que aporta parte del capital necesario junto con otras empresas del Grupo. Sus especialistas aún no han visitado Neuquén o los lugares de emplazamiento, pero hay que tener en cuenta que el proyecto se encuentra en una fase primaria de implementación, en el desarrollo de la ingeniería y la obtención de los permisos pertinentes, por lo que no descartamos una visita de representantes de la empresa y de otras empresas del grupo cuando el proyecto se encuentre en plena construcción”.

El ENEP, que es el coordinador del proyecto, convocó a firmar el convenio, además de “RusHydro”, a Duke Energy, AEP, Hydro-Quebec, Enel y RWE.


El ingeniero Zambón advirtió que GSEP agrupa a “las principales empresas energéticas del mundo y su objetivo es promover las energías renovables y la sostenibilidad ambiental en diferentes partes del planeta, centrando sus actividades en aquellos países donde alguno de sus miembros realiza operaciones”.


El funcionario puntualizó que para el desarrollo de proyectos “existe un minucioso proceso de selección y aprobación en base a diferentes criterios. Uno de ellos es la existencia de una contraparte local que garantice la replicabilidad y sostenibilidad del proyecto”.  Zambón señaló que esa contraparte local será la que “una vez construido el proyecto asumirá la operación y el mantenimiento del mismo”. En este plano, el EPEN es el que se adjudica ese rol, aunque apuntó que “en nuestro caso en particular se suma el apoyo activo y la participación en el desarrollo de redes de distribución domiciliaria”.


Con respecto al alcance del proyecto, los plazos de su ejecución y su financiación, el ingeniero Zambón explicó que se trata, en lo fundamental, de dos partes: “por un lado el remplazo de generación diesel por un sistema híbrido eólico-diesel en Chorriaca, y por otro la construcción de una micro central hidroeléctrica en Cochico. El monto total de inversión se encuentra el en orden de los 2,5 millones de dólares y está financiado por empresas miembros del GSEP”.


El gerente del EPEN destacó que “si bien existe experiencia en distintas partes del mundo en sistemas híbridos, este seria uno de los primeros en instalarse en localidades aisladas en la Argentina con tecnología de última generación”. En cuanto a la micro central, dijo que lo más novedoso en este proyecto, aplicable para el resto del país y la región suramericana, es la modalidad de ejecución, donde se han sabido conjugar los intereses públicos y privados para solucionar el problema energético de poblaciones aisladas.


EPEN obliga a operar y mantener los sistemas, pero además el convenio plantea que los ahorros generados en combustible y en operación  sean reinvertidos en proyectos de energías renovables. “Ello –señaló Zambón- posibilitará un continuo desarrollo de proyectos en la zona”.


Rusia es un proveedor tradicional de equipamiento energético a la Argentina. En especial, turbinas para centrales hidroeléctricas o grupos para termo-centrales. El directivo de EPEN admitió que “este proyecto puede inaugurar la participación rusa en proyectos de energía alternativa”.


En esta dirección, Zambón informó que “en Neuquén existen importantes oportunidades de desarrollo de proyectos y una sostenida política de promoción y atracción de inversiones, por lo que no descartó una mayor participación de empresas rusas y posibles asociaciones con empresas locales para el desarrollo de proyectos de energías renovables u otros proyectos del sector energético y/o minero, donde la provincia también posee un importante potencial de desarrollo”.

El gerente del EPEN le confirmó a Rusia Hoy que “por el momento no está previsto enviar una misión técnica a Rusia. Con gusto y agrado recibiríamos a representantes de RusHydro en Neuquén, no sólo para compartir con mayor detalle el desarrollo de este proyecto, sino también para estrechar lazos comerciales y analizar oportunidades de inversión en nuestra provincia”.