Su rival, el candidato del partido en el poder, recabó el apoyo de apenas el 27,78 % de los votos, unas décimas más que en la primera vuelta, celebrada el 4 de marzo.

Urlashov aglutinó este domingo todo el voto opositor tras haber conseguido el 40,25 % de los sufragios hace cuatro semanas.

El ganador de las elecciones abandonó las filas de Rusia Unida poco después del trágico accidente de avión que se llevó la vida de 44 personas de su ciudad, entre ellos 37 jugadores y técnicos del equipo de hockey sobre hielo Lokomotiv Yaroslavl.

En la web de su campaña electoral, Urlashov recuerda que tras el accidente investigó por su cuenta y averiguó que "al avión (que se estrelló) le metieron prisa y ni siquiera tuvo tiempo de calentar los motores", ya que en el aeropuerto se preparaban para recibir al presidente ruso, Dmitri Medvédev.

Tras declararse "consternado por lo sucedido", volcó sus conclusiones personales en su cuenta de Facebook y concedió numerosas entrevistas a los medios de comunicación.

"Después de eso empezó el ataque contra mí por parte de los cargos del partido. Me exigían desdecirme. Fue una pena que la primera vez que recibí una llamada de teléfono del presidente de nuestro Parlamento regional, Víctor Rogozki, fue para exigirme que me retractara", denuncia Urlashov.

A pesar de partir como candidato independiente, Urláshov contó con el apoyo de casi todas las principales fuerzas de la oposición, tanto parlamentaria como no parlamentaria.

Hicieron campaña en su favor el Partido Comunista de Rusia, la socialdemócrata Rusia Justa, los liberales de Yábloko e incluso el excandidato a Presidente de Rusia Mijaíl Prójorov, multimillonario que fue la revelación de las presidenciales por sus excelentes resultados.

Yaroslavl, tercera ciudad del distrito administrativo de Rusia Central con casi 600.000 habitantes, está a unos 300 kilómetros al noreste de Moscú y es una de las ciudad más antiguas del país.EFE