La visita del Real Madrid se convirtió en el evento deportivo del año en la capital rusa, ningún otro es capaz de congregar a más de 70.000 personas en directo, lleno técnico en el inabarcable estadio Luzhniki. Mérito añadido dado el agravante meteorológico, pues aunque no fue una noche especialmente fría para lo que se venía estilando en Moscú, hacen falta ganas y coraje para pasar dos horas parado al aire libre a siete grados bajo cero. Conviene a este respecto recordar que Luzhniki, por muchas cinco estrellas UEFA que tenga, carece de cualquier tipo de calefacción en las gradas (a diferencia de, por ejemplo, el Bernabéu, donde hay radiadores instalados en el techo).

Para hacerse una idea de la trascendencia del encuentro basta comparar con citas previas. El evento futbolístico con mayor asistencia en Moscú esta temporada había sido el CSKA-Inter en septiembre, partido de grupo de la Champions, con la mitad de espectadores (35.000), y a 10 grados positivos. Ningún seguidor del CSKA se perdió la cita en la visita del Madrid, pero ellos no hubiesen llenado por sí solos a un estadio tan grande. También acudieron muchos curiosos, atraídos más por el evento social que el deportivo, con la excusa de ver en directo a las estrellas de uno de los equipos deportivos más famosos del mundo.

 

Entre los más de 70.000 espectadores que llenaron Luzhniki hubo también aficionados madridistas. La mitad españoles, parte seguidores que viajaron con el equipo y parte expatriados, y la otra mitad rusos, de las peñas madridistas locales. Anton Galkin, presidente de la peña madridista más numerosa y antigua del país, habló con Rusia Hoy.

 

¿Cuándo y cómo surge una peña madridista en Rusia?


Un grupo de aficionados del equipo nos conocimos en internet allá por 1999. Entonces entendimos que no era suficiente chatear en un foro web y así en el 2000 empezamos a quedar todos juntos en un bar a ver los partidos del Madrid. Poco a poco fuimos creciendo, hicimos ver que no éramos un simple foro que busca conseguir tráfico bajo la excusa de un equipo extranjero famoso. Desde el comienzo, la peña fue un grupo de personas de carne y hueso, no sólo de identidades virtuales. Somos la primera peña de un equipo extranjero de Rusia que se reune a ver los partidos.

¿Cuántos miembros sois?


El núcleo duro de la peña, los que no fallan al bar a ver los partidos o a los viajes, somos unas 50 personas. Aunque la web (www.realmadrid.ru) tiene lógicamente muchos más usuarios. De hecho, es la página sobre el Madrid con más tráfico tanto de Rusia como de cualquier país de la antigua URSS.

  

¿Cuáles son vuestras actividades habituales?


Quedamos todos los sábados o domingos (según corresponda) en un bar a ver el partido de Liga. De vez en cuando viajamos a Madrid o a otras ciudades de España para ver algún encuentro y animar al equipo. Además, cuando el club disputa un partido de Champions en cualquier ciudad de la ‘Europa del Este’ (habitualmente Ucrania), allí está nuestra peña.

¿Existe alguna asociación similar de otros equipos de fútbol extranjeros en Rusia, por ejemplo del Barcelona?


Sí, Barcamania.com es una conocida web rusa de aficionados azulgranas. También hay peñas de clubes de otros países, como Manchester United, Arsenal o AC Milan.

¿Sois todos rusos en la peña o tenéis algún expatriado español?

Tuvimos un español en nuestros inicios, trabajaba en la Embajada en Moscú. Fue nuestro mentor cuando organizamos el primer viaje a Madrid. Ahora no tenemos ningún español.

 

¿Qué sentiste cuándo el sorteo de la Champions emparejó al Real Madrid con el CSKA de Moscú en octavos de final de la Champions?


Sinceramente, no me alegre demasiado, prefería otro rival. No entiendo como la UEFA considera Luzhniki como un estadio de cinco estrellas (sobre cinco). Si tienes que jugar en césped artificial a 15 grados bajo cero es que no estás a la altura para acoger unos octavos de Champions. Me preocupaba la salud de los jugadores del Madrid.

 

¿Algo especial para la ocasión?


Banderas, tambores y alguna canción ex profeso. Nada realmente especial, lo importante es el apoyo durante el partido. Nuestros asientos están junto a un grupo de unos 400 aficionados españoles. Tenemos buena amistad con otras peñas del Madrid, como la española ‘Orgullo Vikingo’ o la bielorrusa ‘Uros Blancos’.