El vuelo inaugural del MS-21, la gran esperanza de la industria aeronáutica rusa para recuperar su liderazgo como país destacado en el sector, está previsto para el año 2014. El grupo Irkut, fabricante de los aviones de combate Su-30 y los aviones de entrenamiento Yak-130, está al frente del proyecto. El presidente, Alexéi Fiodorov, explica en una entrevista cómo estos proyectos garantizarán el desarrollo dinámico de Irkut durante los próximos años.

¿Cuáles son los planes de producción más inmediatos de Irkut?

La flota de aviones de combate Su-30MKI será la base de nuestro programa de producción a medio plazo. Además, este año empezaremos a exportar los Yak-130, que son aviones de entrenamiento militar. Las Fuerzas Aéreas de Argelia, cuyos pilotos se entrenan en Rusia actualmente, han confirmado que nuestros aviones satisfacen plenamente sus necesidades. El envío de naves comenzará próximamente. También hay otras negociaciones con clientes extranjeros. En la producción total de Irkut habrá un aumento parcial de la fabricación de los Yak-130.

El Ministerio de Comercio e Industria de Rusia designó a nuestro grupo como el mejor exportador de aeronaves en 2008, 2009 y 2010. Esperamos conservar este título en los años venideros. La planta de aviación de Irkutsk continuará produciendo componentes para el Airbus A320. Más adelante, concentraremos el esfuerzo en el programa MS-21.

¿Realizan pedidos destinados a la defensa nacional?

Estamos colaborando con la empresa Sukhoi Design Bureau para el perfeccionamiento del Su-30MKI con el fin de que cumpla los requisitos de las Fuerzas Aéreas. A finales de año habrá dos aviones listos para comenzar el periodo de pruebas. Cuando se confirmen las especificaciones anunciadas, buscaremos un contrato con el Ministerio de Defensa para el suministro del nuevo avión de entrenamiento militar Yak-130, que se incluirá en el equipo de exhibiciones acrobáticas de las Fuerzas Aéreas. Los dos proyectos, tanto el del Su-30SM como el del Yak-130, forman parte del programa de armamento estatal del año 2020.

¿Le resulta interesante trabajar con India en el programa de producción del Su-30?

Por supuesto. Es la primera vez que el exterior de un avión se fabrica conjuntamente con especialistas indios y rusos en pie de igualdad. Durante la fase de diseño, el cliente solicitó sistemas de tecnología avanzada de fabricación occidental. Como ejecutores del programa, Irkut, junto con Sukhoi Design Bureau, resolvió los problemas técnicos y organizativos que surgen en este tipo de integración. Entre los requisitos prioritarios de India estaban la transferencia de tecnología y la participación de su industria en la fabricación del avión. Cumplimos los requisitos en colaboración con el grupo HAL.

¿Qué proyectos se van a poner en marcha próximamente en el campo de la aviación militar?

Tenemos dos áreas de desarrollo de suma importancia en el sector militar. En primer lugar, la ampliación de capacidad de los Su-30MKI. Colaboramos con la empresa Sukhoi Design Bureau en un programa de mejora de aviones que ya habían sido suministrados a India. Vamos a equipar los aviones con un nuevo sistema de radar y perfeccionar otros componentes aeronáuticos. Además, hemos empezado a trabajar para incorporar misiles supersónicos BrahMos, de fabricación india y rusa, en el Su-30MKI. El avión irá equipado con un “brazo largo” que destruirá toda clase de objetivos marinos. La incorporación de misiles BrahMos al Su-30MKI elevará nuestra posición competitiva en el mercado global, puesto que nuestros competidores occidentales no ofrecen nada similar.

Otra área de desarrollo es la mejora de la eficacia en combate del Yak-30. Las aeronaves ligeras de ataque son adecuadas para conflictos de baja intensidad, operaciones antiterroristas y otras funciones.

¿Cómo va la asociación con Airbus? ¿Está aumentando el volumen de pedidos? ¿Qué componentes fabrica Irkut para la flota A320?

Trabajamos intensamente con Airbus desde 2004. La planta de aviación de Irkutsk fabrica en la actualidad vigas de quilla y escotaduras del tren de aterrizaje delantero. La asociación con Airbus nos ha impulsado a utilizar procesos tecnológicos y estándares modernos occidentales. Además, hemos capacitado a nuestros ingenieros y trabajadores tecnológicos en el uso de equipos de alto rendimiento. Los diseñadores también han adquirido una experiencia muy valiosa. Tras haber demostrado su sólida aptitud y su capacidad para trabajar en equipos internacionales, nuestros ingenieros ya están autorizados para firmar planos de Airbus. Esta experiencia también se aplica al trabajo relacionado con el MS-21.

¿En qué situación se encuentra el programa del MS-21?

Según un decreto del presidente Medvédev, Irkut es la principal empresa ejecutora del programa. Tenemos un contrato con el Ministerio de Comercio e Industria que financia el desarrollo del MS-21 como parte del Programa Federal Destinado al Desarrollo de Aviación Civil. Ya se ha determinado la configuración del avión y sus sistemas principales, se han hecho infinidad de cálculos, se han realizado pruebas en el Instituto Central de Aerohidrodinámica de Rusia (TsAGI) y otras instituciones y se ha definido esencialmente la colaboración. En este momento tenemos en fase de pruebas un prototipo de ala mixta, que es el elemento más innovador del MS-21. El vuelo inaugural está previsto para el año 2014, y la certificación para el 2016.

Con el MS-21, Irkut penetra en el segmento más competitivo del mercado. ¿Cree que su empresa tiene el suficiente potencial para que el programa sea un éxito?

Tengo plena confianza en nuestra capacidad para ejecutar el programa. En los últimos años, Irkut ha trabajado de manera consistente y sistemática en todos los aspectos del programa, aprovechando la experiencia adquirida tanto a nivel nacional como internacional. Hemos establecido un centro de ingeniería que opera fuera de la empresa Yakovlev Design Bureau. A su vez, hemos creado un sistema de gestión integrada que aglutina a todos los fabricantes y cooperadores, tanto nacionales como internacionales. Como parte del proyecto Yak-130, la planta de aviación de Irkutsk ya utiliza tecnología digital integrada en la fabricación de aeronaves. Hemos perfeccionado la producción de montaje mecánico, introducido revestimientos especiales de vanguardia y adquirido diversas tecnologías innovadoras, como el proceso de remachado automático. Estos son los resultados de nuestro trabajo como parte de un plan de perfeccionamiento técnico a cinco años destinado a la producción del MS-21. Durante el desarrollo del MAKS 2011, firmamos dos contratos con Dürr y ThyssenKrupp que nos permitirán finalizar la preparación de la planta de aviación de Irkutsk para la producción del MS-21. Gracias a las nuevas cadenas de montaje de estos renombrados fabricantes alemanes, incluso los primeros aviones destinados a pruebas estáticas y de vuelo serán fabricados con tecnología industrial. Esta tecnología es absolutamente nueva en Rusia y acelerará el proceso de la certificación del MS-21, además de ayudarnos a cumplir el objetivo señalado de la tasa de producción en serie.

Una de las partes más importantes de nuestra preparación en lo referente a la producción de la nueva aeronave ha sido la formación del personal. En el año 2005 lanzamos un programa de formación relevante que se desarrolla de manera sistemática. El programa abarca todas las categorías del personal y ofrece capacitación, desarrollo profesional y reciclaje laboral a 5.000 empleados cada año. La media de edad de los empleados de la planta de aviación de Irkutsk es inferior a los cuarenta años. El programa de prestaciones de la empresa evita el reemplazo de personal. Para que se haga una idea clara, basta señalar que hemos construido 652 apartamentos para empleados desde 2008.

En lo que se refiere a la Corporación Aeronáutica Unida, el programa del MS-21 está vinculado al desarrollo de los centros especializados de competencia entre los diversos programas, como el Aerokompozit, y nuevas secciones de producción en Aviastar-SP, VASO y otras fábricas. Desde el comienzo del programa trabajamos con posibles clientes tanto de Rusia como del extranjero. En el salón aeronáutico MAKS 2011, Irkut firmó dos contratos de entrega de 135 aviones MS-21 por un precio total de venta de unos 10.000 millones de dólares.

¿Qué ventajas ofrece el MS-21 respecto a sus análogos internacionales?



La principal ventaja competitiva del MS-21 es que permitirá a las aerolíneas reducir los costes operativos directos entre un 12 y 15%. Para mayor claridad, le voy a dar unas cifras: a medida que se vaya utilizando, el MS-21 generará unos ingresos que oscilan entre los cuarenta y los cincuenta millones de dólares en comparación a los aviones disponibles hoy en el mercado.

Sin embargo, los competidores se están preparando para cambiar los motores de sus naves y tienen la intención de utilizar los mismos que el MS-21…

Es cierto que los motores nuevos reducirán el consumo de combustible, pero nuestras ventajas van más allá y residen en una serie de soluciones técnicas, tres de las cuales implican el mismo ahorro de combustible que los nuevos motores. En primer lugar, utilizamos mayor número de materiales compuestos y esto reduce el peso del avión. En segundo lugar, hemos mejorado la aerodinámica gracias a los investigadores de TsAGI y a nuestros propios diseñadores. Y en tercer lugar, diseñamos el “motor de la aeronave” en su conjunto desde el principio, lo que supone una ventaja respecto a otros aviones que tienen que adaptarlos.

También hemos seleccionado un casco de mayor diámetro para acelerar el proceso de embarque y desembarque. Los aviones destinados a vuelos charter y de bajo coste ganarán cientos de miles de dólares en ingresos adicionales debido a esta característica. Según nuestros cálculos, el MS-21 generará unos 20 millones de dólares de ingresos adicionales en comparación a los modelos de nuestros competidores, que tendrán que adaptar los motores. Por último, tampoco debemos olvidar que el MS-21 ofrece a los pasajeros un nivel de comodidad que sólo existe en la actualidad a bordo de los aviones de casco ancho utilizados en vuelos de larga distancia.

¿Cuáles son las fuentes de financiación del costoso programa del MS-21?

Hay diversas fuentes de financiación. En primer lugar, disponemos de fondos del estado como parte del programa federal destinado al desarrollo de la aviación civil. Para el gobierno, la industria aeronáutica es una prioridad y, como vemos, se trata de adoptada a través de la política presupuestaria.

En segundo lugar, Irkut está en condiciones de invertir sus propios fondos en la fase de desarrollo y producción del MS-21. En tercer lugar, somos capaces de atraer inversiones y fondos prestados para financiar nuestros programas. Irkut lleva más de una década trabajando en los mercados financieros, es una empresa transparente para los inversores y goza de buena reputación como empresa prestataria. Hace muchos años que publicamos balances financieros según la Norma Internacional de Información Financiera (IFRS, por sus siglas en inglés) auditados por KPMG. Los fondos que nos prestan están avalados por nuestra amplia cartera de valores y nuestra sólida posición financiera y económica. En este momento estamos manteniendo conversaciones con varios inversores interesados en participar en el programa MS-21.

En cuarto lugar, los contratos de suministro de aviones MS-21 que ya hemos firmado nos permiten utilizar los fondos de nuestros clientes para financiar el programa. Todos los indicadores más significativos del programa se coordinan minuciosamente en lo referente a plazos de tiempo, financiación y etapas de desarrollo de la aeronave. Cabe decir que hemos impulsado con éxito un mecanismo de asociación entre el gobierno, la industria y los inversores que garantiza la ejecución del programa MS-21.