“La literatura rusa es la más humana de todas”

3 de agosto de 2011 Fran Martínez
En el oficio de traer las letras rusas Nevsky Prospects ocupa el lugar más destacado. Tienen un catálogo excepcional y sus ediciones son tan trabajadas que parecen de artesano. Desde 2009 han ido sacando una joyita tras otra, con traducciones de muy buena calidad. Marian y James Womack (gaditana ella, inglés él), no conformes con crear una editorial también darán a luz a un lector de literatura rusa.
RBTH

- En tu caso, Marian, ¿Cómo te enganchó la literatura rusa?


Leyendo “Crimen y Castigo” con doce o trece años de la biblioteca de mis padres. Cuando cerré la tapa dura (era un libro del Círculo de Lectores), fui consciente por primera vez de que quería dedicarme a escribir. Curiosamente, James lo leyó por la misma época, y decidió que quería convertirse en académico...

- Supongo que habrán cosas que os gusten de Rusia y de los rusos, y otras que no…


Su complicada historia ha hecho que durante la mayor parte de los siglos XIX y XX Rusia haya sido -y aún lo sea- un lugar difícil para vivir. Sin embargo, nuestra experiencia personal de Rusia, la gente que hemos conocido allí, las cosas que hemos vivido, es del todo positiva. Viviendo en Madrid, echamos Rusia muchísimo de menos.

- ¿Cuál es la particularidad de trabajar con letras rusas? ¿Sería muy diferente si editaras literatura alemana, inglesa o árabe?


La cultura Rusa en su conjunto, de forma parecida a la cultura inglesa, parece ser muy parcial al desarrollo y escritura de la novela. La gran ventaja, por lo tanto, de trabajar con esta literatura, es que la narrativa en prosa parece ser su género literario "natural", en oposición a, por ejemplo, la literatura alemana, que siempre parece aspirar a la condición de filosofía. La literatura rusa es, sin duda, la más humana de todas.

- ¿Con qué frecuencia visitáis Rusia?


Fuimos el mes de julio del año pasado durante un mes por última vez. Y sí, ya nos habría tocado regresar... Un año entero es mucho tiempo, se echa muchísimo de menos estar allí. Pero ha sido un año duro con mucho trabajo y proyectos.

- Imagina: Te escapas a una isla desierta y tienes 20 segundos para coger dos libros de una biblioteca rusa: ¿Cuál cogerías?

Marian – Crimen y Castigo de Dostoevsky e Historias de Belkin de Pushkin. James – Obras de Jlebnikov / Envidia de Yuri Olesha.

- ¿Quién es ese autor ruso todavía por descubrir en España?


Gaito Gazdanov, sin género de dudas. También Kaverin, sobre todo su novela “Dos capitanes”.

- En cada vez más libros veo el emblema de fundaciones como la de Mikhail Projorov ¿Hasta qué punto es determinante la colaboración institucional para la edición de literatura rusa?


No diríamos que son determinantes; Sí es cierto que la institución de estas ayudas parecen haber animado a más editores a la posibilidad de encargar traducciones de por sí un tanto más complejas que las que estamos habituados. Pero siempre se ha editado literatura rusa. Por otra parte, cualquier ayuda es bienvenida, y la de Projorov es, sin duda, un gran paso hacia la diseminación de la cultura rusa.

- Además, coincide que había muy poco editado en España, a diferencia del mercado editorial francés, alemán, o incluso el italiano… ¿No creeis que todavía existe muchísimo desconocimiento en España de la cultura de este país?

Tenemos que decir que ha habido mucho interés en nuestro proyecto. De hecho, uno de los motivos que nos llevó a crear la editorial es que siempre se editaba a los mismos autores y las mismas obras. Pero también en Francia, Alemania e Italia es posible que el lector medio piense en nieve y vodka cuando escuchan "Rusia" en lugar de Dostoievski y Tolstói.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de RBTH.
+
Síguenos en nuestra página de Facebook