De acuerdo con las palabras de Onischenko, los productos de España y Alemania ya se están retirando de los comercios. Asimismo, pidió a los consumidores de su país que compren verduras rusas. La prohibición a la importación de verduras europeas está relacionada con el brote de una infección intestinal en la UE. En Alemania han fallecido por intoxicación entre 2 y 12 personas al consumir pepinos importados desde España. Además, es posible que el agente infeccioso esté presente en los tomates y en las lechugas. En cambio, el diario El País señala que Alemania ha admitido que el origen del brote no está en España.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Alemania/exculpa/pepinos/elpepisoc/20110601elpepisoc_2/Tes

Según datos de Agence France-Presse, la infección se está extendiendo por países vecinos a Alemania. Por ejemplo, en Austria han sido hospitalizados dos turistas que habían viajado al país germano, y en Suiza se detectó la infección en una mujer que acababa de volver de Alemania. No se descarta que hayan podido introducirse pepinos infectados en Hungría y Luxemburgo.

Cabe señalar que la exportación de frutas y verduras constituye uno de los sectores más importantes de la economía española. Sólo en enero, el país exportó 1,1 millones de toneladas de frutas y verduras por un valor total de casi mil millones de euros. Más de la mitad de esta suma se debe a las verduras. Los principales destinos de esta exportación, según datos del portal FruitNews, son Alemania, Francia, Reino Unido y Holanda.