La cadena televisiva RT se instaló en el mercado hispanohablante en diciembre de 2009, y puede verse en España mediante la plataforma Digital +. Pero, ¿por qué un canal en español sobre Rusia? La directora de RT, Margarita Simonián, asegura que la elección tiene fundamento: “En el último año y medio Rusia ha desarrollado unos pasos firmes y serios hacia América Latina y España. A pesar de estar lejos, Rusia siempre estará cerca de la inmensa audiencia hispanohablante de los EE UU. Estamos profundamente seguros de que el canal tendrá demanda. El interés hacia Rusia y hacia una televisión alternativa es enorme”, asegura la ejecutivo.

Actualmente las noticias de la cadena RT son seguidas por más de 300 millones de personas en 100 países de los 5 continentes. Desde diciembre de 2009 las noticias del canal en español están disponibles para los telespectadores de Madrid, Buenos Aires, México, Miami, Nueva York y Los Ángeles.

El canal empezó su emisión con la entrevista en exclusiva con el presidente de Ecuador Rafael Correa. En poco más de dos meses esta casa ha contado con la presencia de la secretaria de Energía de México, Georgina Kessel Martínez; la estrella del flamenco Mercedes Ruiz, el pianista cubano de jazz Roberto Fonseca; la defensora de los derechos humanos Eva Golinger; y otros muchos personajes que protagonizan el abanico de la sociedad a la que quiere acceder.

Pero aunque ser testigo de las realidades culturales, sociales, políticas y económicas de los países donde se emite RT es un ingrediente indispensable de su contenido, el protagonismo clave del canal son las noticias desde Rusia y sobre Rusia.

“Nuestro objetivo es dar una cobertura informativa objetiva acerca de Rusia para los interesados que no dominan el idioma ruso y que no tienen acceso a las fuentes de información alternativas. No digo que todos los medios de comunicación occidentales tengan una valoración igual de Rusia, sin embargo, es evidente que la mayoría de ellos, incluso los más influyentes, dan unas características negativas del país. Para ellos Rusia es un país peligroso, corrupto, impredecible. Nuestra vocación es presentar otra imagen a la comunidad internacional”, dice Simonián.

En la emisión de 24 horas de RT la política, la economía, la cultura y el deporte se presentan tal y como se perciben precisamente en el mencionado país, incluyendo el prisma desde el que lo pueden observar los extranjeros. De momentom 35 de los 200 periodistas del canal en español son presentadores y corresponsales de países como España, Argentina, México, Perú, EE. UU. y Bolivia. “El equipo es nuestro principal logro”, asegura la directora del Grupo RT. “Nuestra plantilla es internacional, aquí trabajan representantes de distintas culturas, cada uno tiene su propia visión sobre la forma y los contenidos de las noticias. Todos juntos creamos un producto común”.

La presentadora Lili Luna Martínez realizó la carrera de periodista televisiva en Moscú, y después trabajó en los Estados Unidos y en México, su patria. Para Lili lo más importante en Rusia es la gente. “El pueblo ruso tiene talento, es listo. Es lo que más me atrae. A pesar de que el telón de acero ya no exista desde hace mucho tiempo y el mundo goce de Internet, para muchos Rusia sigue asociada al vodka, pelmenis y osos… pero su patrimonio principal son las personas. Sus extraordinarias personas”, dice ella.

No obstante, los periodistas confiesan que trabajar en Rusia es más complicado. La mayor parte de la audiencia del canal está al otro lado del océano, y por consiguiente, teniendo en cuenta la diferencia de husos horarios, la hora más importante para este canal de 24 horas se sitúa muy avanzada la noche, casi en la madrugada.

Nada más recibir la oferta de empleo de Moscú, el periodista de investigación Mauricio Ampuero canceló los contratos con dos principales cadenas televisivas de Chile. No le importó venir a otra parte del mundo, cambiar los husos horarios y acostumbrarse al invierno.

Aquellos que no hablan ruso, aprenden rápido las nuevas palabras y conocen varias realidades importantes para los rusos. Todo para contar a diario con responsabilidad y exactitud al mundo hispanohablante lo que piensan en Rusia.


Dossier
La jefa más joven de Rusia

Margarita Simonián tenía 25 años cuando en 2005 le ofrecieron la posibilidad de encabezar el recién creado canal televisivo de información 24 horas en lengua inglesa, el primero y único en Rusia que emite para la audiencia de habla no rusa. Ocupar un puesto tan alto a tan poca edad es una situación casi imposible en la práctica internacional. “Probablemente no se necesitaba una persona con experiencia de la escuela periodística soviética. Querían hacer hincapié en un equipo joven”, dijo sobre su nombramiento Margarita Simonián cuando se llevó a cabo. Actualmente ella es jefa del Grupo de canales RT que emiten para millones de espectadores en inglés, árabe y, ahora, español.

A sus 18 años, Margarita se convirtió en corresponsal en un pequeño canal televisivo regional. Después encabezó una corresponsalía y tras un año en Moscú se hizo una de las periodistas más importantes en la principal cadena televisiva de Rusia. Además estuvo en varias zonas de conflicto de la antigua URSS: Chechenia, Abjasia, Beslán. Tiene adjudicados varios galardones, entre ellos la medalla del ministerio de Defensa “por el fortalecimiento de la comunidad bélica” y la Condecoración de la Amistad. Ahora el colectivo que ella dirige cuenta con más de 2.000 personas. Pero este es sólo un punto y seguido ya que en perspectiva tiene proyectos de gran envergadura.


La cara de la cadena
Pasión por el directo

María sabía desde los ocho años que quería ser periodista cuando simulaba entradillas en el jardín de su casa. Un día cumplió su sueño cuando comenzó su camino profesional en Televisión Española. Sin embargo, ése fue sólo el inicio de una aventura que la ha llevado a contar de primera mano las noticias para Antena 3 en los informativos de máxima audiencia en España. Canal +, Canal Sur, Telemadrid o Localia Televisión han sido otros de los canales en los que ha trabajado.

Siempre en televisión, ha desarrollado todo tipo de tareas, adquiriendo gran experiencia como presentadora y reportera, y cubriendo acontecimientos como la catástrofe del buque Prestige en 2003, hecho que “marcó un antes y un después en mi carrera”. También ha desempeñado funciones de dirección de servicios informativos o en subdirección de programas. María es una periodista todoterreno que confiesa sentir ante todo una gran pasión por la información combinada con la adrenalina del directo. “La cadena RT me ha brindado la oportunidad de seguir cumpliendo mi sueño.
Licenciada en Comunicación Audiovisual en la Universidad de Navarra, María cuenta con un Máster en Producción y Gestión Audiovisual en la Universidad de La Coruña y habla inglés y gallego, además de español. Como ella, muchos compañeros ya han empezado a trabajar con nosotros.